Gloria Ruiz. Delegada provincial de colegios de la Provincia de Emaús

Durante dos semanas 40 educadores/as de nuestros colegios de Emaús (profesorado, PAS y oficina provincial) hemos realizado el Curso de Educadores Escolapios que forma parte de nuestro Plan de Formación en Clave de Identidad.

Va dirigido principalmente al personal de nuestros centros que quiera profundizar en su identidad como educador y en el conocimiento de las Escuelas Pías. Se realiza anualmente durante dos semanas para presentar a grandes rasgos el núcleo de la identidad educadora escolapia:

  • Partiendo de nuestra realidad
  • Tras las huellas de José de Calasanz
  • En las Escuelas Pías Emaús. Aragón, Vasconia y Andalucía
  • Con la Misión de Evangelizar Educando

Durante este curso se combinan las reflexiones con visitas a las distintas presencias escolapias en nuestra Provincia. El grupo de Vasconia-Logroño visitó la primera semana su zona, el de Andalucía la suya y el grupo de Aragón-Soria visitó Andalucía. Durante la segunda semana todos juntos visitamos la zona de Aragón.

El plan habitual es empezar la mañana con una charla impartida por personas de nuestra Institución sobre temas escolapios relacionados con nuestro modelo organizativo, con la participación, con la innovación al servicio de la Misión, con Itaka Escolapios como plataforma de misión… Posteriormente visitamos la presencia que corresponde: proyectos pedagógicos más interesantes, proyectos sociales…

Este año participaron en parte del itinerario 5 profesores húngaros del colegio de Szeged con un proyecto de Erasmus +. Fue también una experiencia muy enriquecedora poder compartir con ellos.

En la última sesión, tras un trabajo en grupos, conseguimos enlazar una definición con la que nos identificábamos:

Somos educadores comprometidos con la misión escolapia, implicados en la educación y la evangelización para la transformación de la sociedad, a través de la vocación, la entrega, la ilusión y la creatividad, sin olvidar que somos maestros de sueños.

 

El objetivo fundamental, además de ampliar el conocimiento sobre nuestra identidad escolapia, es crear red. Sentirnos parte de un entramado mayor que nosotros mismos, mayor que nuestro centro educativo y que nuestra presencia. Unidos en un solo corazón tras las huellas de Calasanz.

Compartimos algunos testimonios:

Durante dos semanas un grupo de personas pertenecientes de todos los centros educativos de la provincia tuvimos la oportunidad de vivir una experiencia única. La formación nos permitió conocer, de primera mano, la presencia escolapia de las provincias y los proyectos que desde Itaka se realizan en nuestras ciudades. El recorrido por los colegios nos permitió participar y disfrutar de la riqueza de la red.

Uno de los grandes beneficios de la formación ha sido establecer lazos entre los distintos centros y ampliar la familia escolapia. (Iranzu Cañas, colegio Calasanz de Pamplona)

Sentido

Durante dos semanas un grupo de profesores y personal de las distintas presencias de la provincia de Emaús hemos tenido la oportunidad de visitar un gran número de nuestras obras escolapias. Han sido quince días intensos llenos de vivencias y experiencias, dos semanas en las que hemos descubierto con alegría el gran trabajo que hay en cada uno de los rincones de las distintas presencias a la vez que reencontramos, una vez más, el sentido de nuestra labor como educadores escolapios.

Nos sentimos pequeños y humildes al ver con orgullo proyectos como los hogares de acogida de Soria, la labor social y transformadora de nuestro colegio de Cartuja o por tener colegios coherentes e integrados en el barrio como Calasancio. Y a la vez nos sentimos grandes y poderosos por saber que formamos parte de esta gran labor que es el sueño de Calasanz. 

Muchas fueron las palabras que elegimos para definir lo vivido… ilusión, entusiasmo, gratitud, humildad, visión, propósito… pero una se elevaba entre todas… sentido. Descubrir y aclarar un horizonte hacia el que avanzamos y por el que trabajamos desde todos nuestros lugares, colegios, Itaka Escolapios, la oficina provincial… ha sido sin duda lo mejor de este viaje. Tener claro por qué y para qué estamos aquí… Educar, anunciar y transformar. (Isaac Pérez, colegio Cristo Rey de Zaragoza)