COLEGIO SAN MIGUEL ARCÁNGEL. BELO HORIZONTE

Cláudia Lopes

 

¿Cómo entiendes una escuela integral y de tiempo completo?

Es una escuela abierta a la comunidad educativa y a la presencia escolar, entendiendo la escuela como un LUGAR DE ENCUENTRO de personas y grupos, atendiendo principalmente al proyecto de la escuela que contempla la calidad pedagógica y académica, el cultivo de las relaciones humanas, todo lo relacionado con el proyecto pastoral y como apoyo a las necesidades del proyecto de presencia escolar.

 

¿Cómo coordinar la educación formal con los programas escolares no formales?

Esta coordinación se hace absolutamente necesaria, para no caer en esa figura de «colcha de retazos», donde todo tipo de grupos y actividades extraescolares encajan sin conexión entre sí o con la escuela, impidiendo que cada grupo desarrolle tareas aisladas, según a los intereses individuales., sin crear comunión.

La coordinación se da desde el PROYECTO de COLEGIOS de la propia Demarcación Escolapia, que contempla una acción educativa amplia y audaz. De este proyecto nacen los programas anuales que orientan las actividades que se desarrollan en el Centro, dando un horizonte común basado en el carisma y misión de las escuelas y definiendo un estilo coherente.

La Dirección Principal coordina todas las actividades educativas del colegio, en nombre del Provincial y de la Congregación Provincial, con la asistencia del Equipo de Titularidad, que supervisa las actividades del colegio en su conjunto en reuniones periódicas. Lógicamente, el Equipo de Presencia y el Consejo de la Fraternidad Local podrán ayudar en la identificación de propuestas que el colegio pueda tomar, considerando la valoración del Titular y las especificaciones de las leyes brasileñas.

Es importante reafirmar que las actividades pastorales extraescolares: Movimiento Calasanz y Liturgia, acompañadas de la Coordinación Pastoral, son elementos importantes en la lealtad y compromiso de las familias. A partir de ellos, la comunidad escolar está presente en la escuela en un horario diferente al de las clases, siendo un referente importante en la educación de la fe.

 

¿Cómo construir una comunidad cristiana desde la escuela?

El Proyecto de las Escuelas contempla el objetivo de hacer de la escuela un lugar de Comunidad Cristiana, considerado fundamental para un centro escolar. El Equipo de Titularidad es el responsable contando con el Equipo Pastoral. Es importante destacar la presencia de religiosos y miembros de la fraternidad escolapia en la elaboración del proyecto.

Para formar la Comunidad Cristiana se trabajan tres dimensiones fundamentales en la escuela que, por su naturaleza, necesitan la pertenencia libre y voluntaria al grupo que la impulsa, ya que la comunidad cristiana nace y crece de la fe. Estas dimensiones son: catequesis inicial y permanente, desarrollada en pequeños grupos, superando la dinámica de centrarse en los sacramentos para centrarse en la persona humana y su desarrollo humano y espiritual; la celebración de la fe en comunidad, especialmente la Eucaristía dominical; el desarrollo de la caridad, entendida bíblicamente y que abarca los niveles de asistencia, promoción humana y justicia social. De esta forma se dan respuesta a los tres ministerios fundamentales, básicos y comunes de todos los bautizados: Palabra, Eucaristía y Amor fraterno, asumiendo la opción evangélica preferencial por los pobres.

Los equipos de Pedagogía y Pastoral desarrollan y acompañan todo este proceso, involucrando a educadores, padres de alumnos y jóvenes exalumnos que permanecen conectados a la escuela. Nos dimos cuenta de que es posible una comunidad viva, comprometida y comprometida en la construcción del Reino entre nosotros y, en consecuencia, un sentido visible y creciente de pertenencia a la misión escolar.

 

  1. ¿Qué pasos está dando su escuela para lograr este modelo integral?

En primer lugar, actuar sobre el modelo de escuelas que ofrecen las escuelas: con proyectos, equipos y gestores, trabajando de manera colegiada o sinodal.

Segundo: se crearon los equipos de Titularidad, Pedagógica y Pastoral, con proyectos propios, que surgen del Proyecto de Escuelas.

Tercero: Impulsar el proyecto y el equipo pastoral, potenciando las dimensiones esenciales de una comunidad cristiana:

Catequesis renovada, centrada en la persona humana, para todas las edades, desarrollada en grupos de fe, con especial atención a jóvenes y adultos.

Propuesta de la Eucaristía dominical basada en grupos de fe.

Programar la acción social y la opción evangélica preferencial por los pobres en todos los ámbitos de la vida escolar: visión del ser humano y la sociedad en las clases, en las actividades extraescolares (culturales, deportivas, etc.), en los encuentros y encuentros con los profesores, padres y otros educadores, en campañas sociales a favor de la promoción humana, etc.

 

  1. ¿Cuáles son los vínculos del proyecto educativo con el entorno social de la escuela y con las familias?

Nuestras escuelas son un referente de compromiso educativo y social en su entorno y son muy elogiadas por ello.

Las familias participan de esta vida y se involucran en las propuestas de las escuelas. Por supuesto, algunos se abrazan más intensamente y otros menos. A través de una comunicación bien organizada, todos reciben información sobre las propuestas de las escuelas. En general, la colaboración es buena, aunque necesita intensificarse y mejorar.

Es interesante notar la preocupación y el cuidado de la comunidad escolar con las campañas anuales de Itaka, campañas locales del centro social, así como la ayuda a los iniciados que lo necesitan.

Proyectos de pastoral, realizados en alianza con Educación Religiosa, Educación Socioemocional y disciplinas afines, además de grupos del Movimiento Calasanz, colaboran en la sensibilización de la comunidad educativa en relación a la justicia social y el compromiso de cada uno en la búsqueda de el bien común.