El Centro Calasanz nace como un regalo de la Delegación escolapia de Chile con ocasión de los 400 años de la Orden. Es un proyecto destinado a los niños más pobres de la parroquia San Juan Evangelista, hijos de inmigrantes en el centro de Santiago. La iniciativa la coordina el P. Janusz Furtak y cuenta con el voluntariado de la parroquia y jóvenes monitores de los Colegios Calasanz e Hispano Americano.

La iniciativa tiene la finalidad de apoyar las tareas escolares de los niños desde 4 a 12 años pues muchos de ellos están desescolarizados debido a su situación migratoria.

Además de las tareas escolares, se realizan algunos talleres artísticos y recreativos. A los niños además se les entrega una colación por las tardes.

El grupo inició el 9 de julio de 2017 con un total de 19 niños y actualmente acoge a 50 niños de modo regular. Las actividades se realizan tres veces por semana: miércoles, jueves y viernes  desde las 16:00 hasta las 19:00 horas.

Los talleres son llevados por voluntarios la Parroquia y el Movimiento Calasanz, a quienes se les presentó este proyecto y estuvieron dispuestos a poner en marcha esta iniciativa. Sin embargo actualmente se necesitan más voluntarios y recursos económicos, para lo cual hay que crear una fundación a través de la cual puedan ser canalizadas todas las donaciones.

Es un deseo de la Orden que nuestras parroquias escolapias atiendan preferencialmente a los niños y jóvenes, siendo fieles al carisma calasancio (CC 3, 7,12, 88; RR 89, 96, 106, 132; canon 528-529; Puebla 949 y «Los jóvenes, opción preferencial» (Capítulo General 1985).

Janusz Furtak, párroco

Proyecto

 

 

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar