Datos de la experiencia:

Título:  ¡112! El Mundo tiene sed

Lugar dónde se realiza: Barcelona (Escola Pia Nostra Senyora)

Persona de contacto: Meritxell Parcerisas (meritxell.parcerisas@escolapia.cat)


  1.  ¿Cómo se originó la experiencia? ¿a qué inquietudes o necesidades responde?

En el ámbito de las ciencias, en el 1r ciclo de ESO se estudia el ciclo urbano del agua. Queríamos conectar este apartado del temario con un objetivo actitudinal: hacer que nuestros alumnos se sientan responsables del medio ambiente y actúen en consecuencia. El propósito es que sean ciudadanos y consumidores responsables. Para ello, es necesario que no sean indiferentes, que valoren el medio ambiente y sepan cómo conservarlo.

Para captar la atención, se empieza con una pregunta motivadora: ¿el agua que bebemos ahora es la misma que bebían los dinosaurios? Y, con un power de presentación que nos hace tomar conciencia de la cantidad necesaria de agua para el consumo y para la industria.

El nombre del proyecto nos pone en situación de alerta:

  • 112 es el número de emergencias médicas. Todos los alumnos lo conocen.
  • Que el mundo tenga sed es una emergencia. En el sentido literal, el cambio climático es una realidad y la falta de agua es y será una emergencia.
  1. Finalidades

Mediante diferentes tareas y actividades, los alumnos van informándose de:

  • Dónde hay agua.
  • Cómo se mueve el agua.
  • De dónde proviene el agua que consumimos.
  • Para qué se necesita el agua.
  • Por qué se conserva la cantidad de agua del planeta.
  • Qué aguas son aptas para el consumo.
  • Cómo se retorna el agua al medio después de ser utilizada. (visitan una depuradora y elaboran una en el laboratorio en la que filtran aguas distintas)
  • Cómo se contamina el agua y cómo podemos minimizar su contaminación.
  • Qué podemos hacer para minimizar el consumo del agua y oara mantener un consumo más responsable.
  1. ¿En qué consiste?

Consiste en un Itinerario de Aprendizaje para los alumnos de 1º de ESO (12-13 años). A partir de la pregunta: Si el agua se conserva, ¿Por qué debe ahorrarse? los alumnos, guiados por el equipo docente, durante unas 30 horas en qué trabajan por Grupos Cooperativos, van conociendo más sobre el ciclo urbano del agua (se recuerda el ciclo natural aunque se ha trabajado ya en Primaria). Tienen, como producto final del proyecto, realizar una campaña de sensibilización del agua, en la que involucran a toda la comunidad educativa.

Durante el trabajo, comunican a la administración de la escuela si hay alguna pérdida de agua en cualquiera de los puntos de agua de la escuela que deba repararse, puesto que los revisan. También los señalizan con mensajes que invitan a mantener un consumo responsable. Explican sus conclusiones a todos los compañeros de todas las etapas educativas del centro: resto de cursos de ESO, Bachillerato y Ciclos Formativos. También explican el resultado a las familias del nivel.

  1. ¿Qué valoraciones hay sobre la experiencia?, ¿qué impacto tiene en los niños, las familias…? (se puede poner algún testimonio)

Al acabar el trabajo, los alumnos conocen y entienden el ciclo natural y el ciclo urbano del agua. Además, acaban muy mentalizados de la necesidad de mantener un consumo responsable para mejorar las condiciones de habitabilidad y de conservación del planeta. Ellos, convencidos de esta necesidad, son sus principales embajadores en su entorno inmediato escolar y familiar. Se convierten en consumidores responsables e intentan que los demás también lo sean.

Las familias, quienes les han ayudado durante un fin de semana del proyecto porque debían medir el consumo de agua del hogar, valoran positivamente la experiencia y, al ser cuestionadas, adquieren más conciencia de la situación y adoptan medidas para un consumo más responsable.

Los alumnos de otros cursos de la escuela agradecen la reflexión y la recuerdan al utilizar los puntos de agua de la escuela donde encuentran los mensajes que invitan a ser consecuentes y hacer un uso más responsable.