Durante cuatro días de octubre se reunió en la casa de San Pantaleo el nuevo Secretariado General para un “Ministerio insustituible” con la tarea de realizar una propuesta de acciones para incluir en la planificación de la Orden.

El encuentro lo inició el P. General quien ofreció unas orientaciones prácticas para que el trabajo sea más efectivo. Seguidamente, se comenzaron a debatir y concretar con acciones las grandes líneas de acción que el Capítulo general aprobó:

  1. Avanzar en los procesos de identidad calasancia de todas nuestras plataformas de misión.
  2. Potenciar la dimensión evangelizadora de nuestro proyecto educativo.
  3. Integrarse en la dinámica del Pacto Educativo Global.
  4. Poner a los niños en el centro de todo el proceso educativo.
  5. Articular la relación y el trabajo entre los equipos de la Orden y las Demarcaciones.

Al final, se elaboró un texto muy rico con propuestas concretas que será trabajado por la Congregación General para su aprobación.

Los miembros del Secretariado nos ofrecen su impresión de la reunión:

Tony Burgaya. Director General Instituciones Educativas (Provincia de Cataluña)

De todas las propuestas que trabajamos, me gustaría destacar la importancia de reflexionar sobre identidad e innovación escolapias, la formación y el desarrollo profesional, promover la movilidad y el intercambio de experiencias en nuestra institución, potenciar COEDUPIA como plataforma para compartir experiencias, y la realización de un segundo congreso internacional.

Como novedad se plantea la posibilidad de que en cada demarcación haya un referente de ministerio escolapio con el que nos podamos coordinar y que tenga la responsabilidad de articular el trabajo de este secretariado con los otros secretariados y la propia demarcación.

La experiencia vivida ha sido muy enriquecedora. No solo en los momentos de trabajo, sino también en momentos de convivencia en los que hemos podido conocernos mejor y conocer las diversas y ricas realidades que tiene nuestra orden.

Además, complementamos nuestras reuniones con la asistencia al Seminario de Educación 2022 sobre el Pacto Educativo Global, una alianza educativa con el objetivo de educar a los jóvenes en la fraternidad, para aprender a superar divisiones y conflictos, promover la aceptación, la justicia y la paz. Un complemento perfecto para el trabajo realizado.

 

P. Carles Gil. Asistente General por Europa

Una preocupación mayor del Secretariado del Ministerio insustituible es poder sistematizar el trabajo producido, especialmente su conexión con la orden o, mejor dicho, su vinculación con los lugares de vida de la orden, que son sus presencias diseminadas por el mundo. ¿Cómo tejer una red con todas las plataformas de las Escuelas Pías, para que se sientan partícipes en la construcción de un ministerio escolapio fiel al carisma de Calasanz, y creativo para responder a los grandes retos actuales?

La colaboración, complementariedad, colegialidad… son palabras clave para progresar en la escucha cercana de las necesidades y las propuestas como posibles respuestas, en la clarificación de la identidad de nuestro ministerio, en la adaptación e inculturación a cada realidad concreta, en la asistencia a presencias más frágiles, por su novedad o contexto, en la formación para capacitar a todos los actores en la educación, evangelización y la acción social, en significatividad y sentido.

Los tres días se dedicaron a la reflexión y el desarrollo del núcleo Ministerio insustituible para que la Congregación General pueda recoger convenientemente todas las acciones en su planificación sexenal.

 

Gladis Cuéllar. Directora ICCE.  Provincia de Nazaret (Colombia, Ecuador y Perú)

Como comunidad Escolapia que reflexiona sobre el Ministerio Insustituible, nos sentimos invitados a seguir tejiendo una red que sin lugar a dudas es una familia que crece junta, que se apoya, que se fortalece, que cree y respeta a las personas, pero sobre todo que vive la escuela como su fundador lo hizo centrado en los niños, niñas y jóvenes evidenciando sus en su existencia las buenas relaciones, la espiritualidad y el desarrollo de quienes más nos necesitan los más pobres.

Siendo indudablemente una riqueza el trabajar como la comunidad que somos Escuelas Pías al servicio de todos en el mundo entero.

 

Gloria Ruiz. Coordinadora Secretariado de colegios. Provncia Emaús (Aragón, Vasconia, Andalucía)

Tras estos días de trabajo conjunto en nuestro Secretariado General para un Ministerio Insustituible, vuelvo al trabajo en mi Provincia inspirada y agradecida. Me inspira la diversidad, la heterogeneidad de nuestra orden; me inspira sentirme parte de un Santa Dorotea gigante que busca dar respuesta a tantos Trastévere; me inspira también un pacto educativo global que propone el Papa Francisco y que entronca de lleno en nuestras claves escolapias…

Tenemos mucho trabajo por delante, pero mucha ilusión también. Desde este Secretariado, queremos escuchar a las Demarcaciones, acompañar, atender, apoyar… queremos tejer redes que inspiren y sostengan. Pero también queremos impulsar, animar, suscitar reflexiones y acciones.

Veo prioritario, dentro de las claves de vida más relacionadas con nuestro equipo, avanzar en Identidad Calasancia en todas nuestras plataformas de misión; promover el liderazgo desde nuestras claves escolapias.  Creo que tenemos que dar también prioridad a la potenciación de la comunidad cristiana escolapia y su identidad y misión evangelizadora en nuestras presencias. Y siempre y cada planificación y acción que llevemos a cabo, poniendo al niño y a la niña en el centro, como no puede ser de otra manera.

Me siento muy agradecida por la confianza depositada y por el trabajo y las ganas compartidas con el equipo.

 

P. Iba Claude DOUADE. Director Escuelas Pías Sokone (Senegal)

Al finalizar el seminario sobre el Pacto Mundial por la Educación, conviene recordar que el objetivo último de esta «recreación educativa» consiste en restablecer y reconstruir un nuevo humanismo en el que el Hombre en su singularidad y pluralidad debe encontrar la satisfacción de sus necesidades para construir la paz en la tierra. En la Orden de las Escuelas Pías, parece haber llegado el momento de

  • El desarrollo de la herramienta «Connected». Para que este pacto sea realmente transformador, el hombre debe ser tomado en su dimensión colectiva o social creando una aldea educativa como un molde en el que las mejores energías movilizadas den forma a cada persona. De ahí la importancia de «hacer las cosas juntos», de pactar una educación verdaderamente transformadora en la que la familia ocupe un lugar de elección.
  • Hermanamiento entre estructuras desarrolladas y en desarrollo para el apoyo y el intercambio de experiencias.
  • No olvides que la garantía de toda coherencia sigue siendo la adaptabilidad en la que cada persona participa como las piezas de un puzzle. Porque al contrario de la dictadura de los números, cada persona está llamada a ir a su propio ritmo, ya que el desarrollo integral es complejo y complicado. Así que no sean fotocopias de los demás, todos deben ser originales. La originalidad consiste en volver al origen singular de cada uno con sencillez
  • Manteniendo intacta la capacidad de soñar de cada persona, porque como decía Josiane Coeijmans, «quien no sueña, no vive, aunque no lo sepa». Así que atrevámonos a soñar este nuevo humanismo en el que la paz será todo en todos

Este cambio de paradigma requiere que la comunidad humana y los expertos en educación promuevan una actitud de apertura y un objetivo de la pedagogía samaritana en la que se valore a todos, especialmente a los más débiles, a los que más sufren y a los más heridos por la vida y sus vicisitudes.

 

P. Sergio Conci. Asistente provincial de Ministerio (Provincia de Argentina)

Valoro profundamente estos días de trabajo fraterno entre religiosos y laicos escolapios dedicados por entero a buscar cómo responder mejor a las necesidades de los destinatarios de las Escuelas Pías del siglo XXI.

Los núcleos vitales de la Identidad de nuestra propuesta, la misión evangelizadora, el Pacto Educativo Global y el trabajo articulado en red se presentan como los ejes para reflexionar sinodalmente, dar pasos concretos, vincularnos mejor y lograr comunicar eficazmente.

Las Escuelas Pías desde su historia fecunda e identidad fundacional deben colaborar en este tiempo con la Iglesia que busca renovar la Escuela Católica en un ambiente cultural muchas veces adverso y fragmentado.

La misión educativa debe concretarse en innovaciones educativas efectivas donde la Piedad y las Letras no sea sólo un lema sino la realidad en las Instituciones escolapias. Estamos llamados a combinar programas de educación formal, no formal e informal para que en todas las plataformas de misión sea potente la propuesta de educación integral y responda eficazmente a las necesidades reales de los destinatarios.  Las escuelas a pleno tiempo, las parroquias, los programas de educación no formal, el movimiento Calasanz son instancias de una sola misión y por ello deben articularse y retroalimentarse.

Nos toca animar y acompañar en este sexenio a cada Demarcación de la Orden para que el ministerio insustituible de las EE. PP. regalado por Dios a la Iglesia se renueve y crezca genuinamente en cada contexto con sus desafíos propios.