Mucha historia escolapia. Esperanza en el futuro.

Comunidad cristiana escolapia en Chile

Leonardo Henao. Fraternidad Escolapia

 

¿Qué entiendes por comunidad cristiana escolapia?

Es una forma de vivir la vocación cristina y el estilo escolapio, una forma de ser iglesia que siento que actualiza la propuesta de Jesús de Nazaret y las primeras comunidades. Esta comunidad se expresa en el pequeño grupo donde comparto la vida y la fe, en la gran asamblea donde compartimos la eucaristía, en los equipos donde planificamos y ejecutamos las acciones educativas, catequéticas y solidarias en favor de los demás; la formamos todos los que nos sentimos seguidores de Jesús desde esta obra escolapia donde hacemos vida.

 

¿Cómo nace la comunidad cristiana en la que estás?

Los religiosos escolapios llegaron a Chile hace más de 100 años y han sembrado la semilla del Evangelio en muchas personas a lo largo de este tiempo. Se han dado experiencias muy significativas de comunidad que hoy sirven de referencia para impulsar la CCE.

El modelo de presencia escolapia y la CCE es aún una realidad incipiente hacia la que hemos dado pasos importantes en los últimos tiempos. Hemos hecho en los grupos de Misión Compartida, comunidades de la Fraternidad, comunidades religiosas y equipos de gestión la reflexión al respecto de la CCE y se van dando pasos en su consolidación.

 

¿Cómo es la comunidad cristiana en la que vives? Haz una descripción de qué se hace, los grupos que hay y cómo funciona.

Al ser una realidad incipiente existen elementos por desarrollar, el principal es el de las eucaristías dominicales como centro de encuentro comunitario, ésta es una reflexión aún en desarrollo que ha sido condicionada por la pandemia. No obstante, las comunidades de la Fraternidad y los grupos de Misión Compartida van tomando cada vez más conciencia de su papel en la obra y por consiguiente en la CCE. Los miembros de estos grupos no sólo son conscientes de su papel de corresponsables de la misión escolapia (y del carisma en el caso de la fraternidad), sino que la mayoría de sus miembros participa activamente en la gestión del Colegio, la pastoral escolar, las acciones solidarias y el Movimiento Calasanz conscientes de su identidad vocacional.

 

¿Qué significatividad tiene la comunidad en el proyecto de pastoral general de la presencia?

Nuestro Proyecto de Pastoral de la Delegación de Chile establece 10 ámbitos clave en la acción pastoral de las obras, la Participación es uno de ellos y hace alusión a las Modalidades de Participación y a la Comunidad Cristiana Escolapia como ejes dinamizadores de la vida de fe y la misión escolapia. La CCE da horizonte a nuestra acción pastoral convirtiéndose en referencia y modelo.

 

¿Qué propones para que la comunidad se consolide y sea el alma de la misión escolapia?, ¿Qué dificultades tienes?

Algunas propuestas para la consolidación de nuestra CCE:

  • La animación de las eucaristías dominicales y la participación activa de los diversos grupos.
  • Además de las comunidades religiosas, las comunidades de la Fraternidad, grupos de Misión Compartida, se debe convocar a otras personas y grupos que participan de la vida de fe de la obra, estableciendo lazos de hermandad y cercanía.
  • Es también fundamental el cómo vinculamos las acciones celebrativas y formativas entre la pastoral del colegio y la CCE, de manera que cada vez más personas de las diferentes instancias de la Comunidad Educativa se sientan convocadas a la CCE.
  • El Movimiento Calasanz como propuesta de grupos de fe es el motor más importante para la propuesta comunitaria entre los niños y jóvenes del colegio y sus familias.

 

Es imprescindible que se consolide la CCE en la presencia, esto dará mayor sentido a nuestro trabajo como personas comprometidas y al trabajo como escolapios, que nuestros colegios y parroquias sean lugares para vivir y compartir la vida y la fe.