La provincia de México impulsa la organización de jóvenes en grupos misioneros que constituye una magnífica cantera para ir formando y consolidando el voluntariado Escolapio. Entre los objetivos del grupos están el de sensibilizar, capacitar y acompañar. El proyecto impulsa la formación de los participantes en todas las dimensiones, su vinculación a la comunidad educativa y el trabajo en red.