Manteniendo el carisma escolapio

Guanabacoa: La más antigua presencia escolapia en América.

La presencia escolapia en Cuba llegó a ser muy significativa. Justo antes del triunfo de la revolución Castrista, habían cerca de 70 religiosos en Cuba repartidos en cinco colegios. Hoy, la presencia de religiosos en mínima, pero se mantiene la “llama escolapia2 a pesar de las grandes dificultades que hay.

Actualmente, la misión es llevada por tres escolapios y diferentes equipos que vamos conformando: de presencia, de gestión y pedagógico-pastoral, en las dos presencias que mantenemos en Centro Habana y Guanabacoa, que cuentan con:

  1. Dos Centros Culturales: con clases de idiomas, repaso, computación, biblioteca, guardería, música, dibujo, huerto para niños con síndrome de Down, Movimiento Calasanz, splay,…
  2. Una Parroquia, San Judas y S. Nicolás, y un templo de culto público en Guanabacoa.
  3. Estamos presentes en CONCUR (Conferencia Cubana de religiosas/os) y en el Equipo de Educación Complementaria.
  4. Colaboramos con la Arquidiócesis en la iglesia de Guiteras y en la formación en el seminario.

Nuestra realidad y sueños: Si miramos al pasado escolapio y de la vida religiosa en Cuba, nuestra historia de hoy es humilde y pequeña. La realidad de la Vida Consagrada en Cuba es muy rica y diversa, los 2/3 de los sacerdotes y religiosos son extranjeros. Esta generosidad misionera nos habla de una iglesia sin vocaciones, con dificultades para la inculturación, la continuidad y la integración.

Somos una iglesia dependiente del exterior. Esto habla de la generosidad de otras iglesias hermanas, pero también de nuestra debilidad y del peligro de dependencia de ayudas económicas. Por lo general la iglesia y los escolapios estamos presentes entre la gente del pueblo, insertos en su vida. La vida consagrada entre 40-49 año es la más numerosa, también entre 50-59. Las vocaciones son escasas, como lo son los jóvenes en nuestras comunidades eclesiales. El 60% de la población está bautizada y el 1% es fiel en la práctica dominical.

La intecongregacionalidad es un gran logro, las circunstancias históricas han contribuido a ello. Pero un gran reto es buscar juntos una adecuada formación y acompañamiento de la vida consagrada.

  • CONCUR (Conferencia Cubana de Religiosas y Religiosos) está formada por 110 congregaciones (81 femeninas -74%- y 29 masculinas -26%-).
  • Comunidades: Femeninas 159 (68%), masculinas 74 (32%)
  • Número de religiosas (621 -78%-), de religiosos (180 -22%-). Total: 801
  • En La Habana: congregaciones femeninas (53), masculinas 37).
  • Por procedencia: extranjeros/as (613 -77%-), cubanos/as (188 -23%-)
  • Proporción de religiosas (total: 621): extranjeras (474 -76%-), cubanas (147 -24%-)
  • Proporción de religiosos (total: 180): extranjeros (139 -77%-) cubanos 41 -23%-)

Como escolapios nos preocupa la educación integral, fe y letras, y vivir encarnados en medio del pueblo, es el que más sufre todos los días la realidad y nos recuerda aquella frase del Maestro: “Sentía compasión al ver las muchedumbres como ovejas sin pastor.”

“Miramos el pasado con gratitud, vivimos el presente con pasión y abrazamos el futuro con esperanza.” (Congreso de la V. C. en El Cobre, 2015)

Es Cuba la primera presencia institucional y jurídica de las Escuelas Pías en el continente americano. En aquel inicio, la Orden era gobernada en España por el denominado Comisionado General (1845-64), siendo superior del mismo el catalán P. Jacinto Felíu. Llevó a cabo la restauración de las Provincias escolapias de Cataluña, Aragón y Castilla, y en 1857 introdujo las Escuelas Pías en Cuba secundando las solicitudes de San Antonio María Claret y de la Reina de España Isabel II.

El sucesor, el P. Ramón del Valle, al frente de la ahora Generalidad de España desde 1864, asigna los colegios de Guanabacoa y Camagüey a la provincia de Cataluña el 18 de septiembre de 1871, gobernada entonces por el P. Bernardo Collaso, que había nacido en La Habana, fue a España y estudió en el colegio de los PP. Escolapios de S. Antón en Barcelona. En 1829 entró en el noviciado y en 1830 hizo su profesión religiosa. Llegó a La Habana procedente de España el 10 de enero de 1958. En el 1869 fue elegido provincial de la Provincia de Cataluña, dejando definitivamente Cuba.

Terminada la ocupación española en 1898 y arriada la bandera de Estados Unidos en 1902, se proclama la República de Cuba. Las Escuelas Pías en este país se constituyeron como Visitaduría de Cuba (1906-1909) quedando al frente el P. Esteban Terrades, y el capítulo Provincial de Cataluña crea la Vicaría Provincial (1909-1961).

La revolución castrista de 1959, el dos de mayo de 1961 incauta los Colegios privados y religiosos, escuelas privadas confesionales y no confesionales, además de la expulsión y dispersión de muchos religiosos y religiosas. De los 50 escolapios que había, quedaron 8 al servicio de los Obispos, en diversos ministerios. Los que tuvieron que salir de Cuba, fueron la base de las Escuelas Pías de Méjico y California.

En 1961 se crea la Delegación Provincial de Cataluña para los escolapios que quedaron. La Parroquia de S. Judas y S. Nicolás, en Centro Habana se nos encomienda el 2 mayo de 1961 ante la escasez de clero para atenderla. Se mantendrá también la casa del noviciado de Guanabacoa con una iglesia de culto público, Nuestra Señora del Sagrado Corazón.

El 1 de enero de 2013, Cuba pasa a formar parte de la provincia de Centroamérica y Caribe, junto con Nicaragua, Costa Rica, R. Dominicana y Venezuela.

Mirarnos en el pasado es recocernos hoy como herederos de quienes forjaron un futuro mejor. Gracias a muchos escolapios que nos precedieron y dieron lo mejor de ellos, hoy estamos aquí. Nuestro mejor agradecimiento será continuar su obra, la de Calasanz, en tierras cubanas.

 

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar