Itaka-Escolapios dispone de un programa de alfabetización y enseñanza del español como segunda lengua destinado a personas extranjeras en situación o riesgo de exclusión. En la sede de Bilbao, este programa llamado “Ojalá” comenzó con 40 alumnos y alumnas en el curso escolar 2011-2012, atendiendo en la actualidad a más de 300 personas anualmente.

La principal finalidad del programa es apoyar la inserción social y laboral de personas inmigrantes, mediante la mejora de su nivel de alfabetización y manejo del español como segunda lengua. Para ello, y sin dejar de lado el objetivo principal, cuidamos con especial dedicación el acompañar a cada alumno y alumna, facilitando que encuentre en el programa un espacio donde poder comunicarse con otras personas y establecer nuevas redes de apoyo, canalizando sus inquietudes y necesidades. En definitiva, intentar ofrecer una atención integral a cada persona.

El programa ofrece durante el curso 16 grupos de lunes a jueves: seis de ellos por la mañana y diez por la tarde, abarcando distintos niveles que van desde la alfabetización hasta un nivel de idioma B1. Para ello, además de utilizar los cuatro locales que dispone la Fundación, utilizamos seis aulas del Colegio Escolapios.

Teniendo en cuenta el perfil del alumnado que atendemos, el rograma Ojalá ha ido creciendo y evolucionando, creando una serie de servicios complementarios, fuera del horario de las clases, para atender las demandas del alumnado= Ojalá-Txiki (servicio de guardería y refuerzo escolar)Alfabetización Informática, Iniciación al Euskera, Servicio de Orientación (acogida, entrega de ropa, búsqueda de piso, realización de CV), Ojalá que llueva café (clases de conversación)y Epeletan (albergue nocturno para cubrir el alojamiento de 16 alumnos sin hogar).

Especialmente destacable es la cantidad de gente implicada con este programa. 230 personas voluntarias colaboran para que todo salga adelante y para que tal cantidad de alumnos y alumnas puedan ser atendidas (tanto en las clases de alfabetización y de español, como en el resto de servicios). Para ello, dedican parte de su tiempo (uno o dos días a la semana) a impartir las clases, a participar en las reuniones que se van planteando, a cuidar o reforzar las tareas escolares de los niños y niñas, a la preparación de todo ello. Una implicación que desde el equipo del programa Ojalá e Itaka-Escolapios agradecemos mucho, ya que permite que Ojalá sea lo que es y pueda mirar al futuro y plantearse nuevos retos y servicios.

Este video se grabó el año pasado en una actividad festiva del curso pasado con los participantes en este programa.

 

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar