Veracruz presentó su modelo e trabajo en Educación No Formal vinculado al Centro Social Calasanz que constituye un centro de intervención socio-comunitaria en el que se llevan a cabo entre otras cosas la acción directa en necesidades de salud y alimentación, trabajando la Sensibilización y formación en derechos ciudadanos, la formación para la organización y participación democrática, así como el fortalecimiento en red con otras instituciones y ejerciendo mediación socio-política. El objetivo es romper el círculo de la violencia en contextos marginales y de criminalidad organizada, construir ciudadanía desde abajo y en beneficio de los más desfavorecidos.