Las Escuelas Pías siguen apostando por impulsar los programas de educación no formal como un medio óptimo para ejercer la misión escolapia. En el documento “Un ministerio insustituible, del último Capítulo General (2022) se reconocen diferentes plataformas de misión escolapia, entre las que se encuentras:

El Centro de Educación No Formal donde se proponen “diferentes programas educativos donde se hace énfasis en los aspectos relacionales de la educación y se organiza en función de las necesidades y oportunidades educativas del contexto. Puede ser un centro autónomo con su propia organización, así como estar vinculado a una escuela o a una parroquia. En general, es más flexible que la escuela adaptándose a las necesidades concretas de cada lugar. En las Escuelas Pías hay centros culturales, albergues, centros sociales, granjas escuelas y casas de convivencia. Todos ellos contribuyen al desarrollo integral de la juventud junto con el trabajo de la escuela”

Hogares, residencias e internados que son “espacios educativos donde los residentes son acompañados en su proceso educativo viviendo -en su mayoría- en régimen de internado, a tiempo completo. Los destinatarios son, niños y jóvenes en situación de riesgo de exclusión social o que tienen difícil acceso a la educación”.

Para acompañar estas obras escolapias, se ha constituido un equipo internacional de trabajo que tuvo su primera reunión on-line el pasado 20 de octubre. La primera reunión fue dirigida por el P. Javier Alonso, delegado general que animó a todos a construir una verdadera RED que consolide todas als iniciativas que existen en la Orden. Los participantes se presentaron, compartieron sus primeras inquietudes y se marcaron un ritmo de trabajo.

Como el equipo está al servicio de la Orden, ellos mismos se presentan brevemente para que los conozcan.

Soy Joan Prat, religioso de la Provincia de Cataluña. Hace años que trabajo en educación no formal. En la escuela estuve con chicos y chicas que no habían superado la educación secundaria obligatoria y con colectivos de adultos en dificultad social.  Actualmente coordino los programas de emancipación de jóvenes egresados del sistema de    protección a la infancia y adolescencia, sobre todo hogares.  En nuestra comunidad somos tres religiosos y viven acogidos con nosotros tres jóvenes en necesidad social, actualmente dos marroquíes y un paquistaníes. Soy educador social, miembro del Colegio de educadores y educadoras sociales de Cataluña. En la Provincia tenemos muchos otros programas: formación para la ocupación, alfabetización para migrantes, soporte escolar y de tiempo libre en centros sociales, sensibilización, etc. Encantado de formar parte de este grupo de la Orden para aprender, compartir e impulsar conjuntamente esta parte del carisma calasancio

 

Soy Roberto Zabalza, escolapio laico de la provincia de Emaús. Soy miembro de la Fraternidad Escolapia y vivo en una comunidad conjunta con tres religiosos y otro laico en mi ciudad, Pamplona. Desarrollo mi misión en diversas tareas relacionadas con los proyectos sociales de la red Itaka-Escolapios, soy ministro de transformación social y acompaño a un grupo de jóvenes del catecumenado (Movimiento Calasanz). En mi provincia intentamos impulsar el trabajo en conjunto entre proyectos de acción social, Movimiento Calasanz y colegios. Nos preocupa buscar espacios para el protagonismo juvenil y el cultivo vocacional. Estoy ilusionado por pertenecer a este equipo de trabajo de la Orden, dispuesto a aprender de las diferentes experiencias y a aportar todo lo posible en la construcción de la red de educacion no formal.

 

Soy Mayte Ramírez, de la Provincia Escolapia de Mexico, miembro de la fraternidad y colaboro en la misión como maestra en el Instituto Morelos en Tlaxcala, en Itaka-Escolapios y como asesora en el grupo de Discer de movimiento Calasanz. En nuestra provincia se desarrollan diferentes proyectos de educación no formal como son las escuelas de tareas, hogares para niños en situación de calle y algunos centros sociales. Me siento muy agradecida por la oportunidad de formar parte de este equipo que me permitirá conocer más proyectos sociales escolapios y aportar para la construcción del trabajo en red a favor de la educación no formal.

 

Mi nombre es Daniel Velázquez González, religioso escolapio. Pertenezco a la Viceprovincia de las Californias. Actualmente soy asistente de misión y obras. En la demarcación desarrollamos proyectos de educación no formal, (escuelas de tareas, colonias de verano, talleres de costura, grupos de mujeres y hogares para niños en riesgo de calle y exclusión), con un modelo pedagógico de intervención centrado en la persona y en el desarrollo comunitario. La ENF es un pilar fundamental en nuestras presencias escolapias especialmente en las ciudades fronterizas con USA pues nos ayuda a acercarnos vitalmente a la realidad de los más pobres y acompañarlos en su proceso personal y comunitario. Estoy contento de ser parte de este equipo y compartir con gente comprometida y con experiencia en este escenario educativo escolapio.

 

Soy Jesús Garrote, laico escolapio de la provincia de Betania y padre de tres hijas. Estoy ya treinta años como responsable de Casa Escuela Santiago Uno, centro de Formación Profesional Lorenzo Milani y Fundación Mil Caminos. El propósito es integrar ecosocialmente a los últimos; niños de protección e inmigrantes sin papeles. Agradecido de pertenecer a este equipo con inspiración en el radical carisma de Calasanz. Esperando aprender de otras misiones y poner nuestra experiencia a disposición de otras realidades.

 

Soy el padre Gandaho Soïne, religioso escolapio de la Provincia de África Occidental y nuevo miembro de la Comisión de Educación No Formal. Soy la coordinadora de Itaka para la Provincia desde 2019 y a la vez responsable de nuestros internados. Actualmente estoy destinado a Benín, nuestra nueva fundación en la provincia. Soy uno de los actores de la educación no formal en la provincia a través de nuestro proyecto Buntu jangukay, que ofrece a los niños la logística para estudiar con profesores voluntarios que les capacitan. Esta acción es efectiva en varias localidades de Senegal, Costa de Marfil, Burkina Faso y comenzará en Benín este año. Me alegra aprender de sus respectivas experiencias.

 

Soy el padre Kiran Kumar, religioso escolapio de la Viceprovincia de la India. Estoy muy contento de formar parte del equipo de educación no formal. Estuve trabajando en una de nuestras escuelas en la India como administrador y profesor. Ahora estoy haciendo mis estudios para cumplir con los requisitos del gobierno para enseñar en clases superiores. Además de los estudios, estamos intentando iniciar nuestra misión en uno de los nuevos estados de la India, Telangana. Hay otro religioso escolapio conmigo. Estamos estudiando y trabajando juntos para llevar adelante esta nueva misión. Estoy muy contento de formar parte de este equipo y aprender muchas cosas. Gracias a todos.