Con motivo de conmemorarse el 24 de mayo el 6º aniversario de publicación de la encíclica Laudato Sì, la ANEC (Asociación de Educación Católica de Brasil) lanzó el Diccionario del Pacto Educativo Global.

El libro, de 172 páginas, presenta 72 entradas, en portugués y en español, en el cual estuvo implicado casi un centenar de personas. Este Diccionario es fruto del trabajo conjunto de ANEC con la CNBB (Conferencia Episcopal de Brasil), CRB (Conferencia de Religiosos de Brasil), CIEC (Confederación Interamericana de Educación Católica) y SM.

Entre las muchas y significativas palabras del Papa Francisco, en septiembre de 2019, al invitar todas las personas de bien para comprometerse en un Pacto Educativo Global, estas resonaron con más intensidad. En aquellos días estaban reunidos, en Brasilia, la Dirección y Consejo Superior de la ANEC. El asunto entró en pauta y por unanimidad fue aprobado en conjunto con la CNBB y la CRB. Avanzadas las reuniones, fue definido un lema: La Iglesia de Brasil, con Papa Francisco, en el Pacto Educativo Global y el logo del Pacto adentro del mapa de Brasil (propuesta presentada por la Escuela Santo Afonso Rodriguez, de la Red Jesuita de Educación).

Por solicitud del Sector de Educación de la CNBB fue escrito y lanzado el documento Orientaciones Generales sobre el Pacto Educativo Global, en enero de 2020, con indicación para la ANEC realizar lo mismo en abril. También fueron coordinados Seminarios Regionales con la participación de las universidades y escuelas católicas. Con el avance del proceso se fue constituyendo el Grupo de Trabajo (GT) del Pacto ANEC Brasil. En él participa el coordinador del GT Pastoral de la ANEC y/o el miembro del Consejo de los Estados y del Distrito Federal y los/as gerentes de la oficina nacional, bajo la coordinación del Servicio de Animación Pastoral.

Con la pandemia, se hizo necesaria una nueva planificación de las actividades. Fue escrito y publicado el Proyecto Ejecutivo del Pacto Educativo Global. En él, se encuentran descritos los fundamentos que orientan las acciones previstas y los desarrollos a partir de esta planificación. No es un trabajo aislado, sino con varias colaboraciones. Entre éstas, tenemos la participación en la elaboración de este Diccionario de la Confederación Interamericana de Educación Católica – CIEC, de la Red Jesuita de Educación y de la Facultad Padre João Bagozzi, con apoyo de la SM Educación.

El pontificado del Papa Francisco, es marcado por el coraje del Evangelio. Él en sus discursos convoca a toda la Iglesia a permanecer en un estado de salida, salir a abrazar las grandes causas de la vida. En ese sentido, nuestro Diccionario se sumerge en la fuente de sus mensajes, para crear una comunión fraterna con la Iglesia. Cuando fue convocado este proyecto en el año de 2019, jamás se imaginó que el mundo estaría viviendo momentos delicados, debido a la pandemia y sus consecuencias. El Diccionario trae una llama de vida y esperanza. Es necesario invertir nuestras mejores energías con coraje y audacia.

Nuestra inspiración, parte de la narrativa de Lucas 10,1 que se refiere al envío del grupo de los 72 discípulos por Jesús. La misión, no es tarea de unos pocos, por eso nuestra escritura es hecha en forma colectiva para expresar una unión de deseos. Somos 72 autorías enviadas para transformar el mundo. Que nuestra escritura-acción, sea un compromiso generador de vida en abundancia.

Destacamos la participación de Lila Caricaturista que tradujo la motivación del Pacto por medio de su arte. Después de haber creado la capa del Diccionario, nos expresó: “Yo veo en el Pacto Educativo, el reflejo de los sueños de mis hijos, de nuestros hijos, de los hijos de todo el mundo”. Se unen a las artes de Lila dos nubes de palabras. La primera formada por las 72 palabras en portugués y en español, y con el formato de América del Sur, revelando así, una de las intenciones del Diccionario: ¡Aproximarnos! Fue por eso que invitamos autores/as de otros países, y decidimos traducir al español esta iniciativa que nació en Brasil. La segunda, con formato de un árbol, revela los casi 100 nombres de todas las personas que participaron de este proyecto editorial, y que nos hacen creer que es posible unir nuestras mejores energías a la invitación que el Pacto nos hizo. Son educadores/as, agentes de pastoral, gestores/as, investigadores/as, religiosos/as, sacerdotes, que actúan en diferentes ambientes y que desearon participar de la construcción colectiva de este Diccionario. En la diversidad de los/as autores/as, de sus países y regiones, conseguimos tejer una experiencia fraternal, que nos hizo considerar, que el Pacto es posible, y que este Diccionario, ya es una semilla de ese cantero que estamos labrando.

El Diccionario, revela el genuino espíritu pastoral, reuniendo las gramáticas de vida de los/as autores/as, registrando en sus breves líneas, sus voces, sus pensamientos y sus experiencias de vida.

Deseamos que las 72 palabras, inspiren alegría misionera, amplíen vocabularios y gramáticas de reciprocidad y multipliquen las semillas del humanismo solidario, en nuestra Casa Común.