Colaborar con las familias en la educación de los niños y jóvenes

Asunción Pérez. Superiora general de las Madres Escolapias

1. Como Instituto, ¿Cuáles son los grandes objetivos que os habéis propuesto para dinamizar el proyecto pedagógico y pastoral?

Las Escolapias queremos vivir en “actitud de salida” para proclamar la Buena Nueva de Jesús. Nuestros grandes objetivos a nivel de Instituto son:

‒ Seguir dando vida al carisma de Paula Montal, para que nuestras obras de educación formal y no formal, tengan continuidad y futuro como plataformas de evangelización.

‒ Impulsar Nuestro Estilo Educativo con nuevo lenguaje, métodos y presencias.

‒ Estar atentas a las necesidades de nuestro entorno para dar una respuesta carismática y creativa.

‒ Continuar promoviendo en nuestras obras una educación integral en Piedad y Letras, fe y cultura, con calidad académica.

‒ Educar en el sentido crítico, en el cuidado con la “casa común” y en el compromiso para la transformación social.

‒ Realizar una formación permanente cualificada, a nivel personal y comunitario, en la dimensión humana, espiritual y carismática.

‒ Trabajar y desarrollar la Identidad Escolapia con las personas que forman la Comunidad Educativa y movimiento CERCA.

‒ Potenciar la Identidad Escolapia y la innovación en los ámbitos carismático, pedagógico y pastoral, elaborando planes de actuación enraizados en nuestro Carisma, con visión de futuro y flexibilidad.

Podríamos decir que nuestro objetivo principal es la educación integral de la infancia y juventud, en colaboración con las familias, por medio de una escuela humanizadora, evangelizadora e innovadora.

  1. ¿Qué organización tenéis para acompañar el proyecto: ¿equipos, secretariados?

En la Congregación General trabajamos por ámbitos y estamos impulsando varias comisiones que trabajan en red y a nivel internacional. Si bien la realidad de cada Demarcación es muy diferente, por las leyes educativas, lengua y culturas diferentes, acompañamos y hacemos seguimiento de los equipos y comisiones, a través de reuniones online, visitas canónicas y ocasionales, y otros encuentros de responsables y coordinadores.

 

  1. ¿Cómo trabajáis el tema de la identidad carismática con vuestros educadores?

Estamos desarrollando procesos de crecimiento en identidad escolapia y sentido de pertenencia, desde una valoración mutua, entre religiosas y seglares, compartiendo en el día a día, Carisma y Misión.

Creemos que la vivencia compartida del carisma transforma, atrae, hace soñar, apasiona y moviliza para que los sueños se hagan realidad. Lo que constituye una comunidad, tanto religiosa como educativa, no es el trabajo que realizamos, sino una fuerza invisible que nos une y fortalece para caminar juntos hacia una meta común

Promovemos una formación sistemática y especifica en el legado recibido de Paula Montal, de José́ de Calasanz y de nuestra tradición pedagógica.

Entre otras tenemos planificadas estas acciones formativas:

‒ Cursos de formación sistemática con los educadores de reciente incorporación

‒ Cursos de formación permanente para educadores.

‒ Encuentros formativos anuales en las comunidades educativas con temas carismáticos

‒ Formación en la Oración Continua

‒ Dinámicas de trabajo y formación sobre los rasgos de la escuela de Paula Montal

‒ Formación en el Carácter Propio e Identidad Escolapia

  1. ¿Qué aporta al carisma escolapio de específico, la práctica y reflexión de Santa Paula Montal?

El deseo de Santa Paula Montal fue que todas sus hijas fuesen “verdadera escolapias”, nuestro carisma y espiritualidad están inspirados en San José de Calasanz. Educar en “Piedad y Letras” es el eje de nuestro estilo educativo a nivel pedagógico-pastoral.

Paula Montal, siglos más tarde y en el contexto de la España del siglo XIX, da una impronta novedosa, innovadora a sus escuelas, su lema “Salvar las familias ensenando a las niñas el Santo Temor y amor de Dios” se complementa con el lema calasancio al que incorpora la mujer y la familia.

Por fidelidad a la intuición carismática de Madre Paula, necesitamos conocer la compleja y diversa realidad que hoy se vive en torno a la familia y su repercusión en la vida de nuestras alumnas y alumnos. Orientar y acompañar estas situaciones, como nos dice “Amoris laetitia”, requiere una formación específica y de calidad. Por eso algunas escolapias y laicos deben prepararse en este ámbito.

En referencia a la situación de la mujer, recreamos nuestro carisma saliendo al encuentro de otras mujeres que necesiten integración, dignidad y promoción, a crear proyectos y espacios de escucha, diálogo y acogida donde podamos acompañarlas y ofrecer compasión, consuelo y esperanza.

 

  1. ¿Qué experiencias pedagógicas estáis promoviendo en el Instituto y de las que estáis especialmente contentas?

Hemos de tener en cuenta que en la diversidad de países no es fácil impulsar las mismas experiencias. Estas son las más extendidas y de las que más satisfechas estamos:

‒ Lema anual pedagógico-pastoral, que durante el año escolar acompaña, orienta toda la actividad del centro. Especialmente es satisfactorio porque es muy participativo y crea un clima que favorece la convivencia entre profesores y alumnos.

‒ Trabajar por proyectos, principalmente en Educación Infantil y Primaria

‒ Participar en programas de movilidad con Erasmus

‒ Intercambio con alumnos y alumnas de nuestros colegios de diferentes países

‒ Experiencias de educación no-formal

El tiempo de pandemia ha puesto a prueba nuestras capacidades pedagógicas. En lo que respecta a nuestros centros, hemos de reconocer con satisfacción y admiración la respuesta humana y pedagógica de todos nuestros educadores, así como la capacidad de innovación y creatividad en dinámicas y nuevas tecnologías.