La opción escolapia por una educación integral implica llegar a la persona en los distintos ambientes y momentos en que se mueve y hacerlo en unión con los demás agentes educativos (familia, profesores, catequistas, educadores, etc.).

Esto supone enriquecer los centros educativos y la acción de las parroquias con nuevas iniciativas que posibiliten esta acción conjunta y a pleno tiempo, a la vez que en clave de proceso de acompañamiento integral. Será necesario superar los tiempos y espacios de la escuela y parroquia, llegar a las familias y al tiempo libre de los niños y jóvenes, preparar a todos los educadores en este estilo escolapio…

En este marco se sitúa el Proyecto de Centros Calasanz de Itaka – Escolapios en Bolivia, con espacios adecuados, posibilidad de atención también en otros lugares y tiempo, identificación como Centro Calasanz de Itaka – Escolapios y trabajo conjuntado en equipo.

El objetivo es complementar la labor educativa evangelizadora y transformadora propia de los escolapios, en colaboración con las demás personas y plataformas de la presencia (comunidad religiosa y de la Fraternidad, unidades educativas, parroquia, internados y residencias, familias…).

Los Centros Calasanz son:

  1. Un espacio en la parroquia que genera identidad y comunidad escolapia.
  2. Un nexo de unión entre las diferentes realidades de la presencia escolapia
  3. Una realidad inserta en un contexto social
  4. Un proyecto organizado eficientemente
  5. Una iniciativa que cuenta con la implicación y corresponsabilidad de todos

Leer más en este enlace

 

 

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar