La educación requiere que el educador sea un hombre de espíritu, que tenga un espíritu grande para ayudar no solo a los jovencitos de las escuelas sino también a los seglares, con ejemplo y doctrina, para abrazar el verdadero camino del paraíso (EP 4321)

La misión de las Escuelas Pías es impensable sin la colaboración generosa de miles de voluntarios que ofrecen sus cualidades y su tiempo para educar en piedad y letras. Con un espíritu grande contribuyen al anuncio del evangelio y a la reforma de la sociedad.

Para potenciar un voluntariado escolapio como vocación y modalidad de participación en las Escuelas Pías, comenzó en modalidad on-line un curso de voluntariado escolapio diseñado a partir de la reflexión del libro “Con Espíritu Grande” del P. Javier Alonso, junto a la experiencia de algunas plataformas escolapias de misión interprovinciales: RPJ (Red de Pastoral Juvenil), Red de Parroquias Escolapias, Red Itaka Escolapios y Movimiento Calasanz.

En el curso se proponen 9 sesiones on-line y unas lecturas para la reflexión con los siguientes objetivos:

  1. Profundizar en la identidad escolapia de los voluntarios que colaboran en algún proyecto de misión de las Escuelas Pías.
  2. Conocer los diferentes proyectos donde se puede ejercer la misión escolapia.
  3. Presentar un modelo formativo valioso para crecer en identidad escolapia.

En la primera sesión del sábado 23 de abril asistieron 120 voluntarios de 15 países diferentes donde hay presencia escolapia: España, Hungría, Italia, Cameroun, Guinea, USA; México, Cuba, Nicaragua, República Dominicana, Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú y Chile.  Los participantes proceden de diferentes áreas de misión: catequistas, agentes de social, hogares, salas de tarea, educación en el tiempo libre, etc…

Después de la presentación del curso, escuchamos 6 testimonios que enriquecieron la reflexión del primer tema y tocaron el corazón de todos los que escuchaban.

Santiago Gaviria, como catequista del Movimiento Calasanz de Medellín (Colombia), Jesús Garrote, director de las casas escuela Santiago 1 de Salamanca (España), Luis Zárate de las Salas de Tarea de Tijuana (México), Itiziar Vaño de la Red Itaka en Valencia (España), Rosa Villar del Movimiento Scout en Albacete (España) y Maira Alcántara del programa de salud de La Romana (República Dominicana)

Seguidamente, el P. Javier Alonso compartió una reflexión sobre la misión escolapia y el lugar que tiene el voluntariado, así como las motivaciones que impulsaron a San José de Calasanz para fundar las Escuelas Pías.

Finalmente se hicieron grupos para que los participantes pudieran conocerse y compartir el trabajo que cada uno realiza y la fuerza que los mueve a la acción.

Ha sido una primera sesión sorprendente, no solo por la gran acogida que ha tenido el curso sino por el camino de comunión que se abre al poner en conexión tantas realidades de misión que han nacido en el seno de las Escuelas Pías. Sin duda, la misión nos une y nos motiva para ensanchar el espíritu para educar en piedad y letras a los más necesitados.