Anualmente, la comisión de educación de la USG y UISG (Superiores generales de la Vida Religiosa) organiza un Seminario para reflexionar sobre un tema educativo de interés. Con estos encuentros se fortalecen los vínculos entre las familias religiosas y se proponen desafíos globales.

La familia calasancia participó con una buena representación: el P. Pedro Aguado, presidente de la comisión de educación, el Secretariado General de Ministerio Escolapio, miembros del equipo de escuelas de la Provincia de Emaús y de Hungría, una representación de las Escolapias y las Calasancias.

Un centenar de participantes han abordado el tema de la innovación educativa desde las propias raíces carismáticas. Para ello, un equipo de la Fundación Santa María ha dirigido un taller cuyo objetivo ha sido avanzar en la construcción de un modelo educativo que incorpore los elementos identitarios de cada institución y facilite una innovación ordenada, diferencial y sostenible, esto es, una “innovación con sentido”.

El esquema de reflexión que se propuso en el Seminario de trabajo parte de tres supuestos

  1. Las características de la sociedad de la información han cambiado el cuándo y el dónde aprender, lo que resitúa la misión de la escuela. Cada vez se aprende más en contextos no formales e informales, y habrá que seguir aprendiendo a lo largo de la vida. Es preciso repensar qué cambios implica esta nueva ecología del aprendizaje para que la escuela siga ejerciendo su papel irrenunciable.
  2. Sabemos más acerca de los procesos de aprendizaje, lo que conlleva cambiar las concepciones sobre el aprendizaje y modificar las formas de enseñanza, evitando caer en innovaciones poco fundamentadas, superficiales e inconexas.
  3. Promover innovaciones imprescindibles, pero relevantes y sólidas implica adoptar un modelo de gestión del cambio. Esto significa entender los factores y condiciones estructurales, pero también las personales.

En la mañana del segundo día, Monseñor Zanni presidió la Eucaristía en la que anunció una propuesta del Papa Francisco: “el pacto educativo global para el cuidado de la Creación” para el 14 de mayo de 2020. Seguidamente, el escolapio Samsom Ehemba impartió una conferencia donde abordó los grandes desafíos que aporta el documento “Educar en un Humanismo solidario”.

Como colofón del encuentro, se propusieron acciones posibles destinadas a un cambio significativo en la propuesta educativa que hace la Escuela Católica.

Ha sido un Encuentro que ha abierto nuevos horizontes y ha recordado el sentido de la educación calasancia: construir una nueva sociedad con personas bien educadas en piedad y letras.

 

 

 

 

 

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar