El pasado sábado, 28 de mayo de 2022, se celebró en las Escuelas Pías de Florencia de Via Cavour, un encuentro de los profesores de las Escuelas Pías de Italia.

Este encuentro ya estaba previsto justo después del Capítulo Provincial de Italia de 2019, pero la llegada de la pandemia de Covid ha impedido que pudiéramos celebrarlo hasta ahora.

Participaron 29 personas: el Provincial (P. Sergio Sereni) y la Congregación Provincial (P. Ugo Barani, P. Stefano Locatelli y P. Martin Badiane), 6 religiosos escolapios (P. Mario Saviola y P. Giorgio Gilioli, de Génova, P. Maurizio Fagnani, de Frascati, P. Paolo Bertollo, de Roma, P. Tommaso De Luca, de Empoli, y P. G. B., de la Provincia de Roma. Francesco Pandolfi de Florencia) y 19 escolapios laicos (2 del Instituto Assarotti de Génova, 1 del Instituto Calasanzio de Génova, 5 del Instituto Alfani de Sesto Fiorentino, 6 del Instituto Calasanzio de Roma, 4 de las Scuole Pie de Frascati y 1 colaborador en nombre de la Provincia Italiana).

Después de las palabras introductorias del Provincial, a partir del texto evangélico de Mc 10, 13-16, hubo una presentación de los participantes (caras «viejas» y «nuevas») y a continuación el P. El Provincial volvió a tomar la palabra para hablar de la ESCUELA CALASANCIA y de la importancia de los laicos, pero no sólo pensando en el aspecto laboral, sino siendo conscientes de que los laicos son corresponsables y partícipes del ministerio educativo escolapio, iniciado por San José de Calasanz. El Provincial también expuso brevemente lo que surgió durante el último Capítulo General de los Padres Escolapios, que tuvo lugar entre enero y febrero de este año en México, en relación con el ministerio de la educación.

Se dio la palabra a la Dra. Laura Castella, Directora del Instituto Calasanzio de Génova, quien instó a los presentes a redescubrir algunos rasgos característicos de la novedad educativa iniciada por San José de Calasanz: la importancia de la educación integral del niño, la virtud de la paciencia, las Escuelas Pías como escuela de vida. Todo ello nos lleva a reflexionar sobre la importancia de la comunidad educativa y la formación calasancia para identificarse plenamente con la pastoral educativa escolapia.

A continuación, se dio espacio a las intervenciones espontáneas, de las que surgieron estos puntos:

  • Importancia de la educación calasancia
  • Importancia de la participación de las familias en el proceso educativo de sus hijos
  • Importancia de saber «involucrarse», estar disponibles y dialogar con nuestros niños/jóvenes, ir más allá del «simple» papel de profesor
  • Conciencia de que nuestro ministerio educativo es la evangelización

Todo esto se puede resumir con una expresión: ¡¡¡La educación es una cosa del corazón!!!

Tras estos discursos tan enriquecedores, el P. Provincial pidió a un representante de cada instituto que hiciera una breve presentación de su escuela, momento que fue interrumpido por el almuerzo ofrecido amablemente por la comunidad escolapia de Florencia.

Después de la comida, continuamos con la presentación de nuestras escuelas y concluimos la reunión aportando ideas para dar continuidad a este encuentro, que fue muy apreciado por todos.

P. Stefano Locatelli