«El Pacto Educativo Global. Situación actual y perspectivas de futuro”. Seminario de Formación de Educadores 2022

Hna. Adelaida Moreno Puente, CCV, Miembro de la Comisión Educación de UISG y USG

La semana pasada se celebró el Seminario de Formación de Educadores/as que anualmente convoca la Comisión de Educación de las dos Uniones de Superiores Generales (UISG – USG). Durante los días del 13 al 15 de octubre se han reunido, vía online, unos 400 educadores de 70 países y de 68 Congregaciones religiosas, para reflexionar juntos sobre “El Pacto Educativo Global. Situación actual y perspectivas de futuro”, desarrollado por la Fundación Santa María. Se trata de saber qué se está haciendo, de conocer experiencias concretas y proponer líneas de avance.

Alrededor de estos puntos de interés se han organizado las tres jornadas de trabajo, configurado alrededor de tres verbos: INSPIRAR, CUESTIONAR Y CONSTRUIR.

Como presidente de la comisión de educación, el P. Pedro Aguado, Superior general de las escuelas Pías abrió en encuentro agradeciendo al equipo organizador, a los participantes y a la fundación Santa María que llevaba el evento. De las Escuelas Pías participó el Secretariado de ministerio que estaba en esos días por Roma de reunión.

En la primera jornada han participado como ponentes tres organismos situando el Pacto en el hoy: la Congregación para la Educación Católica a través de monseñor Ángelo V. Zani y la profesora Maria Cinque; la OIEC, a través de Juan Antonio Ojeda, hermano de La Salle,  y Adolfo Sillóniz desde la Fundación Santa María. Una información general de lo que se está haciendo desde estas instituciones, hasta dónde está llegando el pacto y la perspectiva de futuro en cuanto a seguir su implementación.

Era esperado el momento de conocer algunas experiencias concretas de la puesta en práctica del Pacto Educativo Global. Llegó en la jornada del día 14. Tres experiencias de distintos ámbitos sobre la construcción del Pacto Educativo Global: una experiencia local en la construcción del Pacto, en la región de Santander (Colombia) presentada por Liliana Vergel, Directora del Proyecto de Pacto Educacional de Santander; una experiencia congregacional en la construcción del Pacto de la Compañía de Santa Teresa de Jesús, por Hna. Pilar Liso STJ, Delegada General de Educación; y otra experiencia continental: Trayectoria de adhesión de la Compañía de Jesús en la América Latina al Pacto Educativo Global mostrada por el P. Luiz Fernando Klein. sj. Delegado de Educación de la Conferencia Provincial de Jesuitas de América Latina y el Caribe (CPAL). Una muestra que nos confirma no solo que el Pacto es posible, sino que ya se están dando hechos concretos en el camino de adhesión que lo confirman, además a distintos niveles.

Estas experiencias suponen un impulso y un paso de avance en este camino.

Durante estos días, dentro de una dinámica colaborativa de discernimiento y concreción, han resonado palabras clave: juntos, escucha, transformación, cambio, discernimiento, servicio, humanización, entre otras, junto a frases y preguntas como estas: “necesitamos pensar la escuela de otra manera”, “estamos convencidos que hemos de caminar juntos, “el Pacto es una plataforma de transformación para una humanidad nueva”, “el cambio se necesita”, “no todo sirve para el Pacto”, ¿cómo llevarlo a la práctica?, ¿cómo transformar la escuela?, “necesitamos formación”,  “necesitamos escuchar la realidad cercana y lejana”…

Con estas resonancias e interrogantes se aborda la 3ª jornada, destinada a diseñar un horizonte. Augusto Ibáñez gestiona estas expectativas. De diversas formas insiste en la finalidad del Pacto Educativo Global como un proyecto hacia el cambio de sociedad, hacia una humanidad nueva, dice.  Y como todo cambio exige discernimiento para mantener lo que ayuda, podar lo que ya no sirve y recrear de nuevo lo que hace falta. No hay recetas, sino criterios para un liderazgo apreciativo, una pedagogía samaritana, acompañamiento basado en esa pedagogía, la formación de verdaderos equipos y una pastoral significativa todo ello contextualizado en el hoy que vivimos.

Queríamos saber dónde estábamos, si el pacto era posible y cómo llevarlo a la práctica en esta realidad compleja, global y cambiante. Y Mayte Ortiz, Adolfo Sillóniz y Augusto Ibáñez, el equipo de la Fundación SM, apoyado con un buen soporte técnico, han ido conduciendo el proceso con sabiduría, excelente organización y acierto para atisbar un horizonte más luminoso hacia donde caminar. Juntos, con esperanza y… a largo plazo.